Nuestra Historia

¿Como inicio todo?

Quizás sea un lugar extraño para comenzar, pero fue en este punto, con mi cabeza en un bote de basura, que comencé el viaje de la compañía.

VOMITANDO

En sus propias palabras:

“…No fue precisamente el momento de celebración que ansiaba. Terminar mi primera Leadville 100 con mi cabeza metida en un contenedor de basura, vomitando barritas de müesli fue un momento clave. Fui plenamente consciente de que aquello fue el humilde comienzo de Tailwind. Estaba harto de los problemas de nutrición que costaban sangre, sudor y lágrimas en mis entrenamientos. Quería encontrar un producto que fuera fácil de digerir en mi estómago, fácil de utilizar y con un sabor y textura que me llevara hasta la meta. Empecé a devorar todo tipo de información sobre nutrición deportiva, y sobre todo cómo nuestro cuerpo procesa el combustible. Después busqué los ingredientes de los productos que había estado utilizando y comenzaron a surgir ideas. Empecé a experimentar, ajustar las mezclas, test tras test.. y a ajustar de nuevo. Siempre teniendo en cuenta la importancia de que sentase bien al estómago, mantuviese los niveles de energía constantes y tuviera el sabor más cercano de agua posible para que no termine siendo aburrido.”

Mucha experimentación y pruebas infinitas después, nació Tailwind

TAILWIND COMENZÓ CON MI CABEZA EN UN BOTE DE BASURA

Todo comenzó cuando mi amigo Art me sugirió que eligiera un evento y me entrenara para él. Como nunca había corrido antes, elegí la Leadville 100 MTB. Hazlo en grande o vete a casa, correcto? Terminé ese primer Leadville 100 y me dirigí directamente al bote de basura, purgando el muesli que había estado conmigo todo el día. Harto de los problemas de alimentación que secuestraban la sangre, el sudor y las lágrimas de mi entrenamiento, quería encontrar una nutrición que me salvara el intestino, que fuera fácil de usar, que supiera bien y que me alimentara hasta la línea de meta, menos el desayuno, parte dos.

2021-10-06_Our-Story-Images-3_7a36ecfc-84e2-4b8d-8d39-c0908322053e_1070x.jpg

Fundamentado en ciencia y probado en los senderos

Empecé a devorar todo lo que pude encontrar sobre nutrición deportiva y cómo el cuerpo procesa el combustible (puedes leer más sobre la ciencia detrás de Tailwind aquí). Rápidamente me di cuenta de que la mayoría de los productos contenían ingredientes que eran difíciles de digerir, así que comencé a experimentar con lotes de polvo formulados para igualar la forma en que el cuerpo absorbe el combustible. Después de muchos ajustes y pruebas en los senderos aquí en Durango junto con mi esposa, Jenny, y el grupo local Thursday Bike n 'Beer, nació Tailwind. Una bebida que es fácil para el estómago, mantiene niveles constantes de energía, equilibra los electrolitos y la hidratación, y sabe bien incluso en un día largo y caluroso. Un par de años más tarde, me asocié con mi viejo amigo Art (¡ahora nuestro Director de I+D!) que resulta ser un atleta de resistencia y médico, para crear nuestro Recovery Mix.

2021-10-06_Our-Story-Images-1_1070x.jpg

Nosotras protegemos tu espalda

La misión de Tailwind Nutrition se ha mantenido a la vanguardia de lo que hacemos desde que llegó un correo electrónico de Lisa. Se había retirado de siete carreras de ciclismo de montaña de resistencia debido a problemas estomacales. Ella escribió que había terminado el Shenandoah Mountain 100 usando Tailwind, sin problemas. Rompió a llorar en la línea de meta, al darse cuenta de lo que había logrado y ya no temía que nunca podría lograrlo.

 

De eso se trata Tailwind. Ayudamos a los clientes a alcanzar sus objetivos, grandes o pequeños. Estamos detrás de ti todo el camino. No estaríamos aquí sin clientes como usted, y recordémoslo todos los días. Todavía escribimos el nombre de nuestro cliente en cada bolsa que enviamos e incluimos una nota. ¡Gracias por hacer que nuestro viaje sea increíble!

2021-10-06_Our-Story-Images-4_1070x.jpg

LO QUE LA GENTE ESTÁ DICIENDO

Kristi

Comprador verificado

"Recientemente comencé a usar Tailwind durante algunas de mis largas carreras de entrenamiento en preparación para mi primer ultramaratón. Antes de usar Tailwind, tenía calambres estomacales y náuseas hacia el final de muchos de mis grandes esfuerzos. Una vez que tuve combustible Tailwind a bordo, no tuve ningún problema estomacal y logré mis grandes carreras largas consecutivas. ¡Realmente me gusta el sabor Naked y desde entonces he pedido más para alimentar mi próxima carrera!"